Propósito de vida



Por qué y para que estás aquí? ¿Cuál es el verdadero motivo de haber llegado a una familia en particular? ¿Por qué tus relaciones sentimentales se han dado de cierta forma, y a pesar de tus decisiones no pudiste solucionar los problemas generados? ¿Cuantas veces te has preguntado “pero por qué me pasa esto a mí”? ¿Qué he hecho yo para merecer esto? ¿Para qué he venido a este mundo?…

Todo cuanto decidimos, hablamos, pensamos, hacemos (y no hacemos) pertenece a un mapa de la vida. A este mapa lo vamos a llamar destino, por el cual tú seguirás siempre una ruta ya establecida. Solo en ocasiones tendrás caminos alternativos en los que disfrutarás del libre albedrío para poder decidir cómo y de qué forma quieres que siga tu viaje.

Sin embargo, debes saber que existe un propósito divino relacionado con tu destino. Este propósito ya se estableció antes de que tú encarnaras en este mundo y también debes saber que tu alma fue la que aceptó libremente todos los pros y contra con los que tú te has ido encontrando a través del camino de tu vida. Por lo tanto, este propósito formará siempre parte de tu existencia en este mundo.

Nunca confundir los objetivos personales establecidos en este plano con nuestro propósito divino

Algunas personas lo llaman misión, otros propósito. El término que utilicemos realmente es lo de menos, siempre y cuando tengamos claro el concepto al que nos estamos refiriendo. Lo realmente importante es no confundir nuestro objetivo/s en la vida (establecidos por nosotros mismos) con el propósito divino por el por el cual tu alma acepto venir a este mundo. Este propósito siempre encierra un enigma tan grande que hay personas que se encuentran en una eterna búsqueda en este aspecto, pero obviamente este tema al igual que otros muchos son muy profundos espiritualmente hablando, y no todas las personas pueden tener una percepción clara en su interior para poder acceder a él.


No siempre existe un solo propósito

Puedes haber llegado a este mundo con varios propósitos, y quizás los descubras todos en esta vida o quizás no. Quizás puedas interiorizarlos, trabajarlos y así poder evolucionar espiritualmente con respecto a todos, o por lo contrario tu alma solamente se centre en uno en concreto. Lo cual tampoco será ni mucho menos negativo, ya que las leyes universales no entienden de“mejor” o “peor” puesto que siempre, absolutamente siempre, se evoluciona. Mejor, peor, estancamiento, negatividad, etc…son conceptos humanos que solo tienen cabida y se pueden aplicar aquí en esta dimensión (en este mundo).


Recuerda siempre:

El propósito de tu vida es encontrar (si tu sientes la necesidad de ello) “un regalo divino”, y este regalo puede ser desde descubrir porque estás aquí, hasta descubrir tus dones espirituales, o bien talentos ocultos, o incluso poder llegar a identificar y clarificar tus intereses con respecto a la realidad material que te rodea, etc… Esta es la esencia del significado de tu vida y el motivo por el que tú fuiste creado y después tu alma decidió y eligió venir a una familia, estilo de vida y condiciones concretas.

Si necesitas una luz o guía en tu camino, yo puedo ayudarte. Y para ello, durante un tiempo determinado voy a poner a tu disposición este servicio. Sin embargo, tienes dos opciones, enfocar tu atención en tus propósitos, o seguir centrándote en tus problemas. Como siempre tú puedes y debes elegir…