Ritual Primavera


Se denomina Equinoccio al momento del año en que el día y la noche tienen la misma duración en todos los lugares de la Tierra, esto sucede dos veces al año; el 20 o 21 de marzo y el 22 o 23 de septiembre. Este momento astral provoca que las vibraciones cósmicas se repartan de forma equilibrada por la Tierra.
Los rituales que se realizan en la entrada de la primavera son muy antiguos,  realizados por los Druidas Celtas y los pueblos del Norte de Europa. Los germanos dedicaban esta fecha a su diosa Ostara y los sajones a su semejante, Eostre.
Ostara y Eostre son Diosas muy poderosas que cubren la Tierra de fertilidad al despertar del descanso del invierno. Son antecedentes de la Gran Diosa Madre de la brujería Wicca, de origen medieval, que es la más extendida actualmente en Europa y Estados Unidos.

Para el ritual necesitaremos cuatro iconos de incienso, un vaso de agua y 4 velas (una amarilla que representara la tierra, una roja que simbolizara el fuego, una verde al aire y una azul al agua), hierbas aromáticas, semillas…

Método:

Mientras se prepara se da gracias a la Tierra  y a la vida, se pide a la Tierra que crezcamos igual que las plantas y las semillas, que nos renueve y a la vez se pide el deseo que se nos cumpla aquello que mas anhelamos.
En el lugar donde vayamos a realizar el ritual ponemos un vaso de agua y esparcimos las hierbas aromáticas. A continuación colocamos la vela amarilla al Norte, la vela blanca al Sur, la roja al Oeste y la verde al Este. Junto a las velas los conos de incienso. Se encienden las velas y los inciensos y mientras estos se consumen se agradece y se piden nuestros deseos,  proyectos nuevos, planes, cosas que se desean iniciar…